La cena y tu ausencia...

¿De que manera se cuela el amor por nuestras venas....? En mis horas de sueño... logro alcanzar a dilucidarlo... ahora estoy despierta... quiero dormir... perderme en mis sueños y decirle mañana...

..."ya no sueñes más en mis sueños que me sueñas"... y estando despierta, ansiando dormir, en mis horas de sueño, quisiera estar despierta y soñar otra realidad... nuestras miradas se han de encontrar, patinando sobre el hielo otra vez... eso duele...

2 comentarios:



peyote dijo...

El sueño merece quererse de toda índole por los áticos, dónde se guardan las emociones más rescatadas del todo, y lo que prevalece en los ojos brillosos.
Saludos.
http://youtu.be/97Y5_eLm3o8

Igna dijo...

El amor no tiene horas ni entiende de nocturnidades a veces actúa con alevosia.
A veces soñamos tan intensamente
que despertar quisiéramos...
para seguir soñando,
la realidad alojada en otros sueños.

Bs Ingrid.