Primera Vez


No digas nada,
por favor no digas nada
solo cierra tus ojos
y deslizate hacia mi
suave, ligera.
Desata las cadenas del pasado
deja los miedos
tus prejuicios y verguenzas.
Mirate, si estas tan bella
asi hoy, a mi lado
estas tan bella.
Olvidate de ayer y de mañana
solo existes tu y yo
y este momento eterno.
Dejame entrar en ti
borracho en tu perfume,
deshojarte despacio
hasta encontrar tu rosa
y besarla en silemcio, enamorado.
Afuera la luna
se derrite en los tejados,
los alamos titilan con la brisa
y un grillo trasnochado
ensaya su concierto.


jano acroy

1 comentarios:



IGNACIO dijo...

Ingrid han de existir esos momentos, para dar paso a otros días, a otros momentos que llenen tus horas, con el sabor del sentir, y las noches se tornen de blanco, para rellenarlas con amor, la memoria no suele olvidar, más la esperanza bien sabes que la domina.

Besos amiga, me da igual donde te lea, pero he de leerte.